17.6 C
Jánico

“La Aurora del Arte”, (Compañía dramática)

Lincoln López

Aquí en Santiago de los Caballeros, fue fundada el 12 de diciembre de 1883 la compañía dramática de aficionados “La Aurora del Arte”. La conocemos como resultado de crónicas periodísticas de la época, y más recientemente, por un libro escrito por el destacado historiador Lic. Edwin Espinal Hernández, titulado: ¨Historia Social de Santiago de los Caballeros. 1863-1900¨.

Los miembros fundadores y directivos de “La Aurora del Arte”, según el citado texto, fueron: Eugenio Descampas, como Presidente; Ramón A. Polanco, Secretario; Aquiles Bermúdez; Tesorero, José de Jesús Alvarez, Censor; M. J. Espaillat, Viterbo Morel, José A. Mercader, Leonte Andreu, Juan de J. Ricardo, Luis Silverio y Ulises Franco Bidó, miembros” y estuvo dirigida por el actor puertorriqueño  Napoleón Ramírez, procedente de la compañía teatral de Eugenio Astol.

Su acta constitutiva expresa: ¨se había previsto que con los ingresos generados por las funciones se pagara a Ramírez y se construyera un teatro…pero el público no brindó el apoyo esperado¨… La misma ofreció su primera función el 26 de diciembre de 1883, representando la obra: “Carlos II El Hechizado” (1837),  drama en verso en cinco actos del dramaturgo y pedagogo español Antonio Gil y Zárate (1793-1861).

Cuando esa obra fue estrenada en Madrid en 1837 causó un escándalo. La escritora española Monserrat Ribao en su ensayo: ¨El Poder y La Tiranía en Carlos II El Hechizado¨, afirmó que la misma amenazaba el status quo social y tradicional, porque la pieza en escena coloca frente a frente ¨a los contendientes amorosos de la obra: el sacerdote Froilán y el enamorado Florencio. Ambos personajes, homosexuales y criticando la agitada noche que ha pasado el rey”.

En nuestra pequeña ciudad de 1883, conservadora y religiosamente católica, su estreno debió ser otro escándalo. Demasiada atrevida, con personajes homosexuales, como el sacerdote y el Rey involucrados. Si a eso sumamos el hecho político, o sea, nuestro país gobernado por la tiranía del general Lilís (Ulises Heureaux.1845-1899), vale decir, autoritario, centralista y con un eficiente sistema de espionaje; y una vez ente­rado, es posible  ordenara alguna acción represiva subrepticia. No sabemos.

Porque el conjunto de las acciones de los intérpretes, los parlamentos críticos derivados del contenido de la obra, debieron considerarse un insulto contra la Iglesia y al Presidente, al mismo tiempo, constituyeron en éxito, de público asistente y de aplausos. Lo cierto es que, inexplicablemente, el pueblo de Santiago, temeroso, le retiró su apoyo inicial. Así, en el mes de febrero de 1884, se anunció su disolución con este argumento: ¨el público no brindó su apoyo…”

Recordamos hoy, aquellos jóvenes santiagueros vanguardistas, en el 140 aniversario de formado un “teatro crítico, rebelde y libertario”.

 

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

¡Mantente en contacto!

Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

Últimas Noticias

Más artículos como este

error: Content is protected !!
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x