20.6 C
Jánico

Tras error de comunicación, Presidencia aclara no reabrirá la frontera

La reciente aclaración por parte de la dirección de Estrategia y Comunicación Gubernamental sobre la situación en la frontera entre República Dominicana y Haití ha generado un importante debate en la opinión pública. La expectativa de una posible reapertura de los pasos fronterizos se disipó, y se confirmó que la frontera permanecerá cerrada, aunque con la implementación de medidas adicionales destinadas a fortalecer aún más el cierre y abordar desafíos específicos en la región.

Es importante entender el contexto en el que se toman estas decisiones. La inestabilidad política y social en Haití, agravada por la presencia de pandillas, representa una amenaza significativa para la seguridad nacional de la República Dominicana. Además, la construcción unilateral de un canal en el río Dajabón plantea riesgos medioambientales importantes para la biodiversidad de la región.

Las medidas anunciadas por el Consejo Nacional de Seguridad son una respuesta a estos desafíos. Entre las medidas destacadas, se incluye la creación de un fondo para financiar un programa de mecanización agrícola, con el objetivo de reducir la contratación de trabajadores inmigrantes indocumentados. Esto busca abordar el tema de la migración irregular y sus efectos en la seguridad y economía de la región.

La militarización de la frontera y la extensión indefinida del cierre migratorio son acciones destinadas a controlar el acceso de pandilleros y personas desde territorio haitiano. Estas medidas pueden ser controvertidas, pero se argumenta que son necesarias para salvaguardar la seguridad de la población dominicana.

La suspensión indefinida de la entrega de visas a ciudadanos haitianos y la prohibición de exportar ciertos productos se orientan a limitar la presión en la frontera y proteger los intereses del país.

Una de las medidas más significativas es la creación de Corredores Comerciales Provisionales (CCP) con un estricto control militar y registro biométrico obligatorio en varias provincias. Esto tiene como objetivo facilitar el comercio de productos esenciales, como alimentos y medicinas, especialmente para los más vulnerables.

En resumen, estas medidas no deben ser vistas de manera aislada, sino como parte de un enfoque integral para abordar una situación compleja y en constante cambio. La seguridad nacional y la preservación del medio ambiente son prioridades fundamentales, y el Gobierno ha actuado en consecuencia.

Es importante mantener un diálogo abierto y constructivo sobre estas medidas, evaluando su efectividad y buscando formas de minimizar cualquier impacto negativo en la población. La prioridad es la defensa del interés nacional y la seguridad de los ciudadanos, y eso debe guiar cualquier decisión relacionada con la frontera.

La situación en la frontera seguirá siendo un tema importante en la agenda nacional y regional, y es responsabilidad de todos abordarlo de manera responsable y con un enfoque en el bienestar de todas las partes involucradas.

Fuente: Acento.com.do
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

¡Mantente en contacto!

Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

Últimas Noticias

Más artículos como este

error: Content is protected !!
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x