28.6 C
Jánico

Huracán Georges: 25 años después, un recuerdo imborrable de destrucción y resiliencia en la República Dominicana

Hace un cuarto de siglo, el huracán Georges, clasificado como categoría 3 en la escala internacional Saffir-Simpson, ingresaba a la República Dominicana a través de su región Este, desencadenando un devastador rastro de caos, destrucción y pérdida de vidas.

Con vientos que alcanzaron los 200 kilómetros por hora, Georges desencadenó marejadas con olas de más de 12 pies de altura, infligiendo extensos daños a la infraestructura y la agricultura. Lamentablemente, se cobró al menos mil vidas en su paso.

Más de medio millón de personas perdieron sus hogares, y cientos de miles se vieron obligados a refugiarse en improvisados refugios, careciendo de suministros básicos como medicinas y alimentos.

Las principales arterias de Santo Domingo se vieron obstruidas por árboles derribados, mientras que el aeropuerto internacional de Las Américas sufrió graves daños. Numerosos barrios residenciales quedaron inundados, con el tendido eléctrico y telefónico completamente inoperante. La comunicación entre la capital y el resto del país, en particular con las regiones Este y Noreste, quedó interrumpida desde la llegada de Georges.

Según los registros de la época, los mayores estragos se concentraron en la región Este, abarcando La Romana, San Pedro de Macorís, El Seibo, La Altagracia y Hato Mayor. No obstante, la infraestructura de Santo Domingo, San Juan, Azua, Barahona y Bahoruco también sufrió graves daños. En este último lugar, el sector Mesopotamia de San Juan quedó prácticamente arrasado.

Tamayo, un municipio de Bahoruco, se vio particularmente afectado, con la crecida del río Yaque del Sur causando estragos significativos.

La situación caótica requirió una intervención especial por parte de las autoridades para restablecer la normalidad, un proceso que llevó varios meses. Prácticamente todos los sectores, desde la agricultura hasta la electricidad, la infraestructura vial, las viviendas, las escuelas, los hospitales y los servicios básicos como el agua, la electricidad y las telecomunicaciones, resultaron afectados en gran medida.

En respuesta a esta catástrofe, el entonces presidente Leonel Fernández aprobó un plan nacional de reconstrucción y proporcionó asistencia a las familias y personas afectadas. Dada la magnitud del impacto en el sector de la salud, se iniciaron esfuerzos para establecer un marco legal sólido relacionado con la prevención de desastres naturales, con el objetivo de mejorar la preparación y respuesta del sistema de salud nacional ante futuras amenazas naturales.

 Con Información del Caribe

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

¡Mantente en contacto!

Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

Últimas Noticias

Más artículos como este

error: Content is protected !!
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x