19.6 C
Jánico

Filosofía marxiana

Lincoln López.

Se denomina Filosofía marxiana al conjunto de expresiones humorísticas, mordaces y hasta cínicas creadas por Julius Henry Marx, conocido artísticamente como Groucho Marx (Nueva York 1890-1977), un genial actor, guionista, cuentista, ensayista, libretista y escritor norteamericano y haciendo disfrutar a gran parte del mundo con sus ingeniosas frases:

“Debo confesar que nací a una edad muy temprana”, Aunque su ape­llido y su origen judío-alemán coinciden con otro famoso pensador llamado Karl Marx (1816), no parece tener vínculo familiar alguno, ni mucho menos coin­cide la filosofía de ambos. Para diferenciarla, el pensamiento de este recibe el nombre de Filosofía marxista o materialista  sustentada en que las fuerzas económicas constituyen “la base y la causa determinante de todos los fenómenos históricos y sociales”.

“Solo lo barato resulta caro”

Groucho Marx escribió varias obras, entre ellas, “Camas” (1933), “Groucho y yo” (1959), “Memorias de un amante sarnoso” (1963)… pero su pensamiento “marxiano” se encuentra en su amplia colección de frases, agudas, penetrantes y críticas, que han influido en varias “generaciones de intelectuales del mundo entero”. Basó su éxito en ironizar y molestar a la mayor cantidad de personas que pudo. De sus frases no escapó su esposa Ruth Johnson, cuando encontrándose en una cena familiar le dijo en voz alta:

“Cariño, ¿en qué cárcel me dijiste que te enseñaron a preparar esta sopa?”.

Su fama y fortuna la obtuvo por su talento artístico. Provenía de una familia muy pobre, compuesta por el padre y la madre y seis hermanos. El mismo Groucho cuenta que su vida era paupérrima, tanto que cuando pasaba el vehículo que recogía la basura por la calle de su casa, gritaban:

“¡Hoy no queremos!”

Hizo su debut en el mundo del espectáculo a los quince años como cantante solista. Luego, comenzó a actuar junto a sus hermanos en el vodevil, y en revistas como “Humor en la escuela”. Es considerado como uno de los cómicos más geniales del cine. Algunos títulos de sus películas clásicas: “Sopa de ganso”, “Una noche en Casablanca”… Su participación en televisión fue muy exitosa, tanto como presentador, actor y director que permanecieron hasta once temporadas. Fueron difundidas hasta 1992.

“Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a la habitación y leo un libro”.

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

¡Mantente en contacto!

Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

Últimas Noticias

Publicidadspot_img

Más artículos como este

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x