22.6 C
Jánico

El día que el buque mercante dominicano "San Rafael" fue hundido por un submarino alemán

PerspectivaEl día que el buque mercante dominicano "San Rafael" fue hundido por...

El 3 de mayo de 1942, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, el buque mercante dominicano "San Rafael" estaba navegando la ruta desde Tampa, Florida a Kingston, Jamaica cuando fue atacado por el submarino alemán U-125. El barco de 1,993 toneladas, construido paradójicamente en Alemania en 1905, fue alcanzado por un torpedo que lo dejó condenado a hundirse en el mar. El comandante del "San Rafael" dio la orden de abandono de buque, y los 38 tripulantes se encontraron en medio de una maniobra de evacuación mientras trataban de alejarse del barco para evitar la succión en las proximidades del buque producto del hundimiento.

En medio de la confusión, los sobrevivientes del naufragio tuvieron que enfrentarse a una situación aún más alarmante. El submarino alemán U-125, que había sido el responsable del ataque, salió de repente a la superficie con su tripulación apuntando con ametralladoras ligeras a los marinos dominicanos que todavía estaban atónitos por el episodio vivido. Sorprendentemente, el comandante del submarino optó por dejarlos ir, en una piadosa actitud del vencedor que derrota a un enemigo sin armamentos y con una tripulación que en su mayoría desconocía lo que ocurría en el convulsionado mundo de ese momento.

Después del ataque, los sobrevivientes del "San Rafael" pasaron ocho días a la deriva con escasas provisiones en búsqueda de tierra firme. En medio del mar, tuvieron que enfrentarse a condiciones extremas como la sed, marejadas, sol, salitre e insomnio. Despues de padecer estas condiciones, los sobrevivientes logran llegar a Nueva Gerona, isla de Pinos en Cuba, el lunes 11 de mayo, poniendo fin a la odisea marítima de sus vidas. César De Windt Lavandier, quien años después ocuparía la Jefatura de Estado Mayor de la Marina de Guerra (1949-1953), sobresalió entre los sobrevivientes del naufragio.

El submarino alemán U-125, que había hundido el "San Rafael", fue sepultado en el profundo mar frente a las costas de Terranova, Canadá, por ataques de unidades británicas el 6 de mayo de 1943, exactamente un año y tres días después del primer aniversario del hundimiento del "San Rafael".

Al llegar al Puerto de Santo Domingo, De Windt se dirigió a la parroquia de Santa Bárbara el 18 de diciembre de ese mismo año para venerar a la Virgen del Amparo en agradecimiento. A partir de ese momento, la Virgen del Amparo se convirtió en la patrona de la Marina de Guerra Dominicana.

El hundimiento del "San Rafael" y la valentía de sus tripulantes son recordados como un acto heroico y un ejemplo de la resiliencia de los dominicanos en tiempos difíciles. La historia del buque y de sus tripulantes es una muestra del coraje y la determinación de aquellos que lucharon en la Segunda Guerra Mundial.

Más artículos como este

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

¡Mantente en contacto!

Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

Últimas Noticias

Publicidadhttps:
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x