20.2 C
Jánico

Tragedias para reflexionar

Los derrumbes e inundaciones registrados el pasado fin de semana, como consecuencia de las lluvias provocadas por una tormenta que asoló a la región, con el trágico balan­ce de 20 muertos, destrucción de un elevado en la capital dominicana, un puente en San José de Ocoa y la anegación de cientos de viviendas en sectores vulnerables, convocan a la  reflexión, en procura de instalar infraestructuras físicas que permitan proteger a la población cuando fenómenos naturales como huracanes, terremotos, depresiones tropicales, tornados y desbordamiento de ríos azotan a los  ­pueblos.

Tanto las autoridades del Gobierno Central como de los ayuntamientos deben meditar y tomar conciencia de la importancia de coordinar programas e inversiones para construir obras vitales para prevenir catástrofes que dejan luto, dolor, tristeza y la devastación ­socioeconómica.

En esa dirección, es urgente especializar los recursos económicos impres­cindibles con la finalidad de edi­ficar un sistema de desagüe pluvial en el Distrito Nacional, Santo Domingo, La Vega, Puerto Plata, San Cristóbal y otras demarcaciones, porque solo así se impedirá la acumulación de las aguas que ocasionan desgracias humanas, ­sociales y económicas.

Además, es pertinente que Obras Públicas y los gobiernos locales procedan a crear mecanismos o unidades supervisoras integradas por profesiona­les calificados en el campo de la cons­trucción, a fin de vigilar los trabajos de las obras y de ese modo garantizar la calidad de las estructuras.

Resulta inaceptable que edificaciones levantadas hace algunos años se des­plomen con facilidad, sin que se establezcan responsabilidad en cuanto a los constructores y sobre las causas que originan esos desastres.

Otro desafío es impedir los asentamientos humanos a orillas de ríos, ­arroyos, cañadas y áreas frágiles, debido a que se convierten en ¨cinturones de miseria y marginación”, por consi­guiente, quienes viven en esas zonas sufren con mayor intensidad los embates de los fenómenos naturales.

Ahora que se está en una campaña electoral de cara a las elecciones munici­pales, congresuales y municipales del 2024, es oportuno que los partidos políticos y quienes aspiran posiciones electivas, presenten un plan de nación y dentro del mismo expongan su voluntad y disposición de solucionar los problemas en los perímetros urbanos, incluida la construcción del desagüe pluvial en las principales urbes del país, porque se trata de una obra ­prioritaria.

Corresponde a los dominicanos, entonces, ejercer una ciudadanía responsa­ble y consciente, para reclamar sus derechos y acudir a las urnas a votar y depositar confianza en quienes muestren sinceridad y los compromisos de trabajar por y para la mayoría, ya que esa es la esencia de la democracia.

Editorial del periódico La Información

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

¡Mantente en contacto!

Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

Últimas Noticias

Publicidadspot_img

Más artículos como este

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x