24.6 C
Jánico

La Crisis de Opioides en Nueva York: Un Grito de Auxilio

"La crisis de opioides está matando a un neoyorquino cada tres horas", advierte el comisionado de Salud, Ashwin Vasan. Esta es una llamada de auxilio que no podemos ignorar. Los números recientemente revelados por el Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York son alarmantes y desgarradores. El 81% de las muertes por sobredosis en la ciudad son causadas por el fentanilo, una droga extremadamente peligrosa que está dejando un rastro de devastación a su paso.

En el 2022, presenciamos un aumento del 12% en las muertes por sobredosis con respecto al año anterior, alcanzando un trágico récord de 3,026 vidas perdidas. Pero detrás de estas cifras hay historias humanas, familias destrozadas y comunidades en luto. Las desigualdades en este doloroso panorama son evidentes: los afroamericanos y latinos se ven desproporcionadamente afectados, y los residentes de vecindarios de alta pobreza están sufriendo de manera desproporcionada.

Es crucial entender que esta crisis no es solo un problema de salud, sino también un problema social. Las desigualdades en muertes por raza/etnia, edad, ingresos y vecindario se han ampliado, y esto es un reflejo del racismo estructural y la desinversión a largo plazo en nuestras comunidades. La falta de acceso a recursos necesarios para la salud y el bienestar ha dejado a muchos en situaciones desesperadas.

El comisionado Vasan nos insta a tomar medidas concretas para abordar esta crisis. Llevar consigo naloxona para revertir la sobredosis, recibir capacitación para su uso y reconocer los signos de sobredosis son pasos vitales. También es esencial que nadie consuma ni permita que otros consuman drogas en soledad, y que busquen atención, apoyo y tratamiento cuando sea necesario.

Además, debemos abrir un diálogo franco y libre de juicios sobre las drogas y sus riesgos. La educación y la concienciación son herramientas poderosas en la lucha contra la crisis de opioides. Debemos comprender que esta es una enfermedad que afecta a personas de todas las edades y clases sociales, y que la empatía y el apoyo son cruciales para superarla.

Nueva York es una ciudad resiliente y fuerte, pero la crisis de opioides es un desafío que debemos abordar juntos como comunidad. Es hora de unirnos, dejar de lado estigmas y prejuicios, y trabajar juntos para salvar vidas. Cada vida perdida es una tragedia que podemos evitar si actuamos con determinación y compasión. La crisis de opioides nos está pidiendo que actuemos, y no podemos darle la espalda a aquellos que necesitan nuestra ayuda desesperadamente.

Con Información de Noticias NY1 

Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

¡Mantente en contacto!

Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img
Publicidadspot_img

Últimas Noticias

Más artículos como este

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x