Uso habitual de fármacos aumenta el riesgo de fragilidad un 95 %
Una nueva investigación muestra que el consumo regular de fármacos para el dolor y el sueño aumento el riesgo de fragilidad un 95 por ciento.
El estudio, realizado por un grupo de investigadores de Oregon Research Institute (ORI) y Florida Atlantic University —ambos en EE.UU.— y publicado recientemente en Journal of the American Geriatric Society, ha encontrado un vínculo significativo entre el uso regular de fármacos recetados para el dolor y/o el sueño y el riesgo de fragilidad en adultos de 65 años o más, y tras más de ocho años de seguimiento, ha cifrado en un 95 % ese aumento del riesgo.
El estado de fragilidad es un síndrome clínico-biológico caracterizado por una disminución de la resistencia y de las reservas fisiológicas del adulto mayor a consecuencia del acumulativo desgaste de los sistemas fisiológicos, causando mayor riesgo de sufrir efectos adversos para la salud, como caídas, discapacidad, hospitalización y muerte.
Los investigadores también descubrieron que para aquellos pacientes que solo tomaron medicamentos de un tipo, ya fuera para el dolor o para el sueño, el aumento del riesgo fue de un 58 y de un 35 %, respectivamente.
“El uso de múltiples medicamentos recetados es un fenómeno creciente, especialmente entre los adultos mayores”, dijo Juyoung Park, uno de los investigadores, pidiendo a los médicos que eviten prescripciones inapropiadas de medicamentos.
Debe leer  Caminar lento a los 45, signo de envejecimiento rápido