Por Waldo Mendiluza FotoPL: Ileana Piñeiro
París (Prensa Latina) La educación debe convertirse en una barrera contra el dopaje asumida por las nuevas generaciones, afirmó hoy el viceministro dominicano de Deportes, Marcos Díaz, electo en la Unesco para presidir el foro de la convención contra el flagelo.
Poco después de asumir en esta capital el máximo cargo de la séptima Conferencia de las Partes en la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte, el funcionario comentó a Prensa Latina que su gestión tendrá como prioridad la prevención.
‘Ese será el enfoque. El dopaje es trampa, por lo que debemos entrar en las aulas y formar a la juventud desde la educación, en aras de que se convierta en una barrera’, subrayó el exnadador olímpico, conocido por los cruces del Canal de la Mancha y el Estrecho de Gibraltar, y las vueltas completas a la isla neoyorquina de Manhattan.
De acuerdo con Díaz, la formación de valores es un recurso clave para preservar la limpieza del deporte y sus beneficios a las actuales y futuras generaciones.
El dirigente abogó por una labor proactiva desde la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte, de 2005, un instrumento ratificado por 188 países.
Buscaremos dentro de la Unesco iniciativas y alianzas, conscientes de que hay mucho que aportar y enriquecer a la Convención en la organización de Naciones Unidas dedicada a la educación, la ciencia y la cultura, subrayó.
Según el viceministro dominicano, también existen oportunidades a aprovechar fuera de las paredes del ente multilateral, como en el sector privado y sus opciones de financiación de proyectos centrados en la prevención y la educación.
A propósito de su elección, agradeció el apoyo de la comunidad internacional y calificó de un gran honor la nueva responsabilidad.
Debe leer  Alex Rodríguez se disculpa por todas sus metidas de pata