20.4 C
Santiago de los Caballeros
lunes, enero 18, 2021

Inaplazable necesidad de desarmar a la población civil de R. Dominicana

Debe leer


Publicado: 18 dic 2015
SANTO DOMINGO.- EFE /  El hecho que más ha consternado a la población dominicana en este último año ha sido el asesinato a tiros del alcalde de Santo Domingo Este, exdiputado y presidente de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), Juan de los Santos (Juancito), una tragedia que ha puesto en evidencia la necesidad de desarmar a la población civil.

Juancito fue tiroteado en su despacho el pasado martes por un conocido suyo que también mató a un escolta para, después, quitarse la vida disparándose en la sien, algo que ocurría solo dos días después de que dos hombres murieran, también por disparos, durante la celebración de los comicios internos del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
Luis Féliz, de 44 años, un contratista de las oficinas del alcalde, se presentó en la sede de Fedomu para hablar con él a propósito de unas medidas legales que un hermano del funcionario había adoptado en su contra, por un dinero que le adeudaba.

La conversación no llegó a producirse, Feliz no esperó a ser recibido; la emprendió a tiros contra De los Santos, de 45 años, y contra su escolta, el sargento mayor del Ejército Archie de Jesús Medina, de 34 años, y luego se pegó un tiro en la cabeza.

Debe leer  Sistema Nacional de Atención a Emergencias 9-1-1 llegará a las provincias de Azua y Barahona en los próximos días

El suceso dejó en estado de shock al país, donde las celebraciones navideñas, los actos políticos, y casi toda la agenda institucional se han visto afectados por este hecho dramático, que ha vuelto a abrir un viejo debate, el de la tenencia y porte de armas.

Son muchos años dando vueltas a la necesidad de desarmar a la población, que campa con armas legales e ilegales por todas la ciudades del país sin que, hasta la fecha, se hayan ejecutado acciones concretas para atajar un problema que causa muertes a diario, por la inconsciencia e incapacidad de buena parte de las personas que poseen una pistola, un revólver, una escopeta o una chilena.

Debe leer  Alcaldia de Santiago de los Caballeros entrega cancha en Mejoramiento Social

Muchos se acuerdan ahora del proyecto de ley sobre este asunto elaborada por el diputado reformista Víctor Bisinó, quien es muy consciente de que «por si sola, una Ley de Armas no traerá paz y seguridad, pero es un paso vital», según manifestó en la red social Twitter, donde pidió que la muerte del alcalde «nos lleve a la acción necesaria».

La desgracia quizá sirva para poner orden y, como dijo el ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, aprobar «con la mayor prontitud posible» una normativa que regule el uso de las armas, limitando primero el porte y, luego, reglamentando la tenencia.

Curiosamente, el pasado fin de semana se produjeron hechos lamentables que bien podrían haber abierto este mismo debate sobre la necesidad desarmar a la población, ya que dos hombres murieron tiroteados durante las elecciones internas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Las muertes de Erasmo Antonio Medina Espinal, de 39 años, en Los Ciruelitos, Santiago, y de Yeral Pérez y Pérez, de 31, en Pescadería, Barahona, «indignaron» a la familia peledeísta y desataron un sinfín de críticas entre toda la clase política.

Debe leer  PRSC medita conformar Unión Nacional Opositora junto a Leonel y Abinader

Fue un espectáculo violento y «bochornoso», calificativo que usó el propio presidente del país, Danilo Medina, para referirse a lo ocurrido.

Medina Espinal murió tras una supuesta discusión entre seguidores del presidente de la Cámara de Diputados dominicana, Abel Martínez, que aspiraba a la Alcaldía de Santiago, en un proceso en el que se enfrentaba a Ramón Rodríguez, administrador de los Comedores Económicos.

Fue casi la crónica de una muerte anunciada, ya que Martínez dijo a los medios de prensa locales que él ya había advertido a las autoridades de la policía de Santiago que tenía informes de que la persona que había cometido el homicidio iba a boicotear el proceso interno del PLD.

Debe leer  Prisión preventiva contra implicado en muerte de tres personas por venta clerén

Ante estos sucesos la reacción no fue señalar el problema de las armas; sí hubo una petición, por parte de los seguidores del aspirante Monchy Rodríguez, de que la Comisión Nacional Electoral deje sin efecto los resultados de las primarias del PLD en Santiago.

Por supuesto, hubo condenas generalizadas dentro y fuera del partido, quizá, la más contundente por venir de quien vino, fue la del expresidente Leonel Fernández, que no se manifestó sobre los lamentables hechos los acaecidos durante los comicios internos hasta la muerte del alcalde De los Santos dos días después.

Además de expresar su indignación, anunció de las consecuencias de ese comportamiento: «una vez identificados los responsables, el Comité Político procederá a su expulsión sumaria y deshonrosa y solicitará que la Justicia castigue como se merece a quienes hayan cometido estas acciones vandálicas».

Fernández también está entre los partidarios de frenar de inmediato los permisos para el porte y tenencia de armas de fuego. El problema existe desde hace años, ha sido la tragedia encarnada en una figura pública y querida la que ha hecho saltar las alarmas y, por sin, el asunto de las armas de fuego está en el punto de mira.

Debe leer  Crece consumo de bebidas alcohólicas en la República Dominicana
- Publicidad -

Más Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

Volver
Telegram
Correo electrónico
Formulario
WhatsApp