24.9 C
Santiago de los Caballeros
jueves, agosto 5, 2021

Historia, cultura y confort caracterizan hoteles Santiago

Más Noticias

Un total de 14 hoteles, afiliados a la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Santiago (ASHORESA) poseen unas 1,200 habitaciones, y algunos que no pertenecen a dicha entidad, aportan otras 300, para unas 1,500 habitaciones aproximadamente.

A estas se suman las casas, villas o apartamentos que se rentan a través de aplicaciones, y que no están contabilizadas, los moteles y hoteles fuera de la ciudad, en los municipios y distritos, que vienen a complementar la diversidad de opciones para hospedarse, para los diferentes gustos y presupuestos.

Germán Ulises Polanco, presidente de ASHORESA, detalla que aunque diferentes, estos hoteles tienen en común el perfil de hoteles de ciudad, y que en el caso de los Hodelpa, son más modernos, con perfil de 4 estrellas, con excepción del Centro Plaza que está en la calle Del Sol.

“Está el Hotel Matum que aparte de turístico es histórico, -aquí las tropas constitucionalistas comandadas por el coronel Francisco Alberto Caamaño Deño sufrieron un ataque- y el resto de los hoteles son hoteles de ciudad, como el Platino, Century, que están ubicados incluso en plazas que son aprovechables en los segundos niveles, otros son hoteles como le llaman de vendedores, que están en la zona de la Salvador Cucurullo o en la entrada de la ciudad por la parte de Navarrete, y los otros son hoteles boutique pequeños como el Hotel Los Jardines”, detalló Polanco.

Al hablar de la ocupación de estos hoteles, Polanco explicó que esta se da por diferentes factores, como la escala natural que se da de mucha gente que viaja del este o Santo Domingo, y hace paradas en Santiago para seguir a otros puntos del país. También hay una ocupación que tiene que ver con los negocios de zona franca, así como las que genera el aeropuerto con las llegadas tarde en la noche, hace que mucha gente opte por quedarse en Santiago. “O sea que la ocupación es variada, y hay muchos dominicanos que viven en el exterior, que prefieren quedarse en los hoteles y no donde familiares, hay una mezcla de público”, detalló Polanco.

Nivel de ocupación

Pese a que a la ciudad llegan unas 250 mil personas al día de diferentes puntos del país, ya sea de compras, a visitar los museos (previo a las restricciones por el covid) o a excursiones desde otros destinos donde se están hospedando, las ocupaciones de sus habitaciones rondan el 57 por ciento, situación que ha empeorado con la pandemia, aunque ya se está recuperado.

“En realidad Santiago ha sido la Cenicienta en la ocupación a nivel nacional, cuando Bávaro estaba en 80%, Santo Domingo en 65 o 70 %, nosotros andábamos por 55 o 57, ese era el tope en Santiago, por eso es que hemos querido enfocar todo el trabajo desde la asociación para que el Ministerio de Turismo tome en cuenta a Santiago y lo promueva como un destino”, expresó German Ulises Polanco. Expresó que antes de la pandemia, a los hoteleros se les quedaba un 40 % de su inventario de habitaciones desocupado, y con la pandemia es peor, ya que han caído a un 20 %, y ahora se han recuperado a un 45%, y los fines de semana un 50% de ocupación.

Los hoteles afiliados a ASHORESA en su conjunto, con los casinos y los negocios que están dentro de estos, tienen alrededor de 2000 empleados directos, por lo que hacen importantes aportes a la economía.

“O sea que es una economía bastante robusta y que aporta al fisco, porque nosotros a través de los casinos y todos los negocios que tenemos asociados a los hoteles generamos muchos impuestos y creo que en sentido general siempre ha sido así”, expresó Polanco, al tiempo de recordar que la pandemia detuvo la locomotora de la economía, por lo que en este momento hay que apoyar el turismo.

“Hay una realidad nueva, post covid, la situación no es la mejor, muchos hoteles han tenido que despedir parte del personal, hemos perdido alrededor de 20 o 25% de empleomanía”, informó.

Cifró las esperanzas de la recuperación y dinamización del sector hotelero en la ejecución de la carretera del Ámbar, que colocará a Santiago a 25 minutos de Puerto Plata, y en que se realice lo prometido por el gobierno desde noviembre del año pasado, de invertir 2.200 millones de pesos en Santiago, la mitad para sanear el río Yaque, y la otra mitad para invertirlo en la zona histórica de Santiago, para renovar y rescatar el centro histórico.

Dijo creer que eso le daría a Santiago un empujón y lograrían lo que están pretendiendo, que suba el movimiento económico y turístico a la ciudad, que vengan gente de otros lugares a gastar en Santiago. “Con esas dos cosas sencillas yo creo que Santiago puede superar esta situación que tenemos y que vuelva al punto que teníamos antes de la pandemia”, consideró Polanco.

Atractivos y facilidades

A diferencia de lo que ocurre en varias ciudades del interior del país, la oferta hotelera actual de Santiago ofrece alojamientos modernos, elegantes y confortables, con atractivos y facilidades al nivel de los más altos estándares de la hotelería internacional.

Esta afirmación la sostiene el empresario Edmundo Aja, presidente de la cadena hotelera Hodelpa, que tiene tres propiedades en esta ciudad. Sostiene que, para aumentar su atractivo turístico, Santiago necesita desarrollar más programas y circuitos que destaquen sus bondades geográficas y sus productos emblemáticos, ya que estamos viviendo un momento en el que los viajeros se han volcado hacia las aventuras ecoturísticas y las experiencias culturales locales. “Pienso que si, al igual que en otros destinos a los que he visitado en Latinoamérica, se organizaran circuitos que incluyan los encantos de la ciudad y tours de un día a menos de una hora de distancia, a las zonas montañosas, muchas más personas se motivarán a visitar a Santiago y sus alrededores”, considera Aja.

Afirma que para esto hacen falta acciones conjuntas del sector público y privado, ya que la ciudad y la provincia tienen mucho que ofrecer y por descubrir.

En ese sentido resaltó que Santiago de los Caballeros es la capital de una provincia con zonas montañosas y comunidades de abundantes ríos, arroyos, exuberancia y encanto, tales como Jánico, Sabana Iglesias, San José de las Matas, e igualmente cuenta con un centro histórico lleno de atractivos con sus parques y casonas victorianas, plantaciones y fábricas de tabaco, las Ruinas de Jacagua, la ruta de los murales y muchos otros puntos de interés.

Tras quince años sin construirse un hotel en esta ciudad, se espera que en los próximos tres o cuatro años se sumen unas 500 habitaciones, con nuevos proyectos hoteleros que ya se erigen, o que están en planes, como son el que se levanta en el Hospital Metropolitano de Santiago, en uno de sus edificios, que será destinado a turismo de salud, con alojamiento para familiares, médicos y usuarios en general, el cual dispondrá de zonas comerciales y un salón de conferencias para 400 personas.
También está en planes la construcción de una plaza Ágora Mall frente a Claro, que igual tendrá un hotel, uno en el área del Monumento a los Héroes de la Restauración, y otro donde estaba el Antiguo cine Doble en la avenida 27 de Febrero.

Aunque cerrado hace más de cuatro décadas, el Hotel Mercedes es un referente de esta ciudad.

Polanco citó el Gran Hotel Cibao, erigido a la entrada de la ciudad, en la autopista Duarte, y que lleva más de una década paralizado. Este sumaría otras 350 habitaciones. El presidente de ASHORESA dijo que confían que a pesar de tener esa realidad, Santiago ha de convertirse en un punto que maneje mucho turismo cultural, turístico, de aventura, de senderos.

Un referente de la ciudad de Santiago

Aunque cerrado hace más de cuatro décadas, el Hotel Mercedes es un referente de esta ciudad. Ubicado en pleno centro histórico, el hotel que fue inaugurado el primero de diciembre de 1929, se convirtió en uno de los más importantes del país en su época.
La construcción del mismo le dio a Santiago el estatus de pueblo moderno con sus habitaciones de lujo y su restaurante en la primera planta en el mismo corazón de la ciudad. Su rescate es ampliamente demandado por diferentes sectores.

Recientemente, el arquitecto Raul Morilla impresionó a citadinos y visitantes, con la instalación “Agonía de la Memoria”, montaje de un sistema de bombeo de aire y luz hacia puertas y ventanas de los niveles dos y tres de la edificación, sumando voces y banda sonora de la época de oro del hotel.

La obra hacía alusión a la respiración, en este caso de una memoria en estado agónico por el olvido colectivo de aquellos tiempos de esplendor. Con esta intervención ganó uno de los premios igualitarios del Concurso de Arte Eduardo Leon Jimenes.

FuenteEl Caribe
- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

Volver
WhatsApp
Telegram
Correo electrónico
Formulario