21.9 C
Santiago de los Caballeros
sábado, octubre 23, 2021

Después de la asamblea ONU/ cumbre CELAC, el mundo será mejor, o peor

- Advertisement -spot_img

Más Noticias

Miguel Espaillat Grullón
Escritor, Periodista, Activista Social y Político. Reside en New York, NY, USA.

Por Miguel Espaillat Grullón

1 – Mis lectores recordarán la serie de artículos que publiqué con el título: “USA es Tiempo de Rectificar”. El contenido de ellos fue bien recibido por una gran mayoría de gente pensante y rechazado por una minoría desconocedora del juego de la geopolítica imperialista – y naturalmente – fue criticado acremente por los vasallos, por los reaccionarios de siempre y por los descerebrados. El cuerpo de esos artículos tiene como hilo conductor el concepto del encabezado, y como tal, expongo a la gran nación que es EE.UU. los motivos por los cuales su gobierno, en coordinación con sus aliados, tiene que rectificar su política exterior para con el Tercer Mundo y con Rusia, China, la India, Afganistán, Libia, Siria e Israel, y el resto del mundo Árabe etc.

2 – El tiempo, y el discurso pronunciado por el presidente Joe Biden en la 76 Asamblea General de la ONU el pasado martes 21 de septiembre le ha dado soporte a los requerimientos planteados por mí en aquella serie de artículos ya referidos. Veamos:

3 – Este discurso del presidente de los Estados Unidos ante la ONU, tiene tres ejes fundamentales: 1) Impulsar el liderazgo de EE UU en la salud global; 2) reactivar los compromisos globales para combatir, sin demora, la crisis climática, la defensa de los derechos humanos y la democracia en el mundo, 3) la apuesta por el multilateralismo con la necesidad de unir fuerzas para resolver los problemas fundamentales mundiales, como la pobreza, la precariedad de salud y el deterioro del Medio Ambiente.

4 – Para estos objetivos, Biden planteó en esta asamblea lo siguiente: “el mundo se enfrenta a una década decisiva en la que hay que abordar enormes desafíos. Dependerá de nuestra capacidad para reconocer nuestra humanidad común. En lugar de continuar librando las guerras del pasado, estamos fijando nuestros ojos en desafíos como la pandemia global, abordar el cambio climático, las amenazas cibernéticas y gestionar el cambio de la «dinámica del poder global».

5 – No estamos buscando una nueva guerra fría, ni un mundo dividido en bloques rígidos, pero EE.UU. se opondrá a cualquier intento por parte de países poderosos de dominar a los que son más débiles”.

6 – EE UU – continua Biden – recurrirá a instituciones multilaterales para gestionar desafíos como los de la región del Indopacífico y no usará la fuerza, salvo como último recurso. EE.UU. solo emprenderá acciones militares en el exterior que sean “claras y viables”.

7 – La mejor vía para resolver del conflicto Israel-Palestina y asegurar la paz, la seguridad y la estabilidad en la zona es la “solución de dos Estados”

8 – El poder militar estadounidense» debe ser «el último recurso. Estados Unidos está abriendo una nueva era de diplomacia y solo estamos dispuestos a usar la fuerza «si fuera necesario». El poder militar debe ser una «herramienta de último recurso» que no debe utilizarse como la solución a cualquier problema que encontremos alrededor del mundo.

9 – Hemos terminado 20 años de conflicto en Afganistán y al cerrar esta era de guerra implacable, estamos abriendo una nueva era de diplomacia implacable.

10 – El futuro es de los que dan libertad a sus pueblos, no de los que asfixian al pueblo con una mano de hierro. Los autoritarismos que pretenden el fin de la democracia y la libertad no tienen futuro. Yo animo a todos los activistas, periodistas y a todos los que, en los últimos tiempos, han salido a las calles para protestar por las acciones de algunos gobiernos y las desigualdades sociales a seguir protestando en las calles para lograr los cambios.

11 – Cada vez hay más ciudadanos que salen a la calle, los ricos son más ricos y viven en una burbuja y cada vez hay más gente cuyos ingresos no le dan para llegar a final de mes; es por eso que la gente se manifiesta en todas las partes del mundo. (Fin de la cita el discurso de Joe Biden).

12 – Por estas alentadoras declaraciones de Biden, asumo, que ya son cosas del pasado, las invasiones y golpes de estado sangrientos en nuestra América Latina y en otras partes del mundo para establecer dictaduras y tiranías corruptas – que como títeres malvados – permitían el saqueo de los recursos naturales de sus países, así como también la negación de todas las libertades y derechos humanos, y las masacres de los disidentes – principalmente millones de aquella juventud – que durante más de 200 años fue víctima de las más crueles persecuciones, torturas y matanzas en las calles y en cárceles inmundas.

13 – Por las declaraciones del presidente Biden, doy por sentado, que ya no habrá más apoyo para instaurar tiranos ladrones y asesinos, como fueron Somoza, Pinochet, Trujillo, Balaguer, Duvalier, Batista, Stroessner, Ríos Montt, etc. Tampoco habrá más “Escuela de las Américas”, para la formación de asesinos, ni Plan Condor para asesinar generaciones enteras”, ni planes para asesinar a presidentes y dar cruentos golpes de estado, ni habrá imposiciones de organismos financieros y crediticios como han sido las políticas del FMI, BM. Tampoco habrá más neoliberalismo impuesto a sangre y fuego, ni más víctimas del imperialismo, como lo fueron Nelson Mandela, Patricio Lumumba, Jacobo Árbenz, Augusto César Sandino, Pedro Albizu Campo, Eloy Alfaro, Salvador Allende, Víctor Jaras, Omar Torrijos, Maurice Bishop, Olof Palme, Hugo Chávez, Amín Abel Hasbún, Otto Morales, Maximiliano Gómez, Ramón Mejía Castillo (Pichirilo), Amaury Germán Aristy, Anwar el-Sadat, Yasser Arafat, Muamar el Gadafi, Sadam Huseín, general Qasem Soleimani y cientos más de personalidades, y millones de ciudadanos de a pie.

14- Con la nueva política exterior del presidente Biden, pasará a ser letra muerta la sentencia de Simón Bolívar en cuanto que “los Estados Unidos están destinados por la providencia a plagar a América se miseria en nombre de la libertad”. Lo mismo pasará con el concepto de “monstruo” que tuvo José Martí para el imperialismo norteamericano.

15 – En esta asamblea de la ONU, su Secretario General, el portugués Antonio Guterres, devino en ser un profeta apocalíptico al vaticinar las grandes tragedias sociales y catástrofes naturales que ocurrirán en todo el planeta – de las naciones, principalmente las potencias industriales – no abocarse a la rectificación de sus modos de producción, hasta ahora dañinos para el Medio Ambiente y de saqueo a las naciones más débiles del planeta.

16 – En esta Asamblea, António Guterres como si fuese un fray António de Montesino contemporáneo que predica en el desierto, alzó su voz para decir: Estoy aquí para hacer sonar la alarma. Nuestro mundo nunca ha estado más amenazado, o más dividido. Nos enfrentamos a la mayor cascada de crisis de nuestra vida. La pandemia del COVID-19 ha sobredimensionado las flagrantes desigualdades. La crisis climática está golpeando el planeta. La agitación desde Afganistán hasta Etiopía, pasando por Yemen y más allá ha frustrado la paz. Un aumento de la desconfianza y la desinformación está polarizando a la gente y paralizando las sociedades. Los derechos humanos están bajo fuego. La ciencia está siendo atacada. Y los salvavidas económicos para los más vulnerables llegan demasiado poco y demasiado tarde…, si es que llegan. La solidaridad está ausente, justo cuando más la necesitamos”.

Es una obscenidad. Hemos aprobado el examen en Ciencias, pero no el de Ética”.

Solo el multilateralismo nos salvará. Solo unidos a través de la solidaridad y el multilateralismo puede el mundo afrontar los retos existenciales que afronta. (Termina la cita del señor António Guterres)

17 – En este punto saludo calurosamente estos pronunciamientos de Guterres, porque están acorde con los señalamientos y pedidos de rectificación que he hecho en mis artículos: USA es tiempo de rectificar.

18 – Por otro lado, la VI cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (CELAC) celebrada en México el 18 de septiembre, ha tenido un éxito total, porque ha consolidado esa institución. Básicamente, si Biden en la ONU con su brillante exposición se ha constituido en el ala derecha del nuevo mundo a construir, Manuel López obrador con sus pronunciamientos en el CELAC, se ha erigido en el ala izquierda de ese nuevo mundo porvenir; y los disonantes, como los presidentes de Colombia, Uruguay y Paraguay – en este nuevo orden mundial – hacen de los buchiplumas.

19 – La declaración final, firmada por los representantes de los 31 países miembros presentes en la VI Cumbre, tiene 44 elementos y declaraciones especiales sobre diferentes temas consensuados durante semanas y meses.

En esta cumbre, Manuel López Obrador, como siempre, valiente en la defensa de nuestra América, se pronunció contundente antes los desafíos a vencer para establecer el nuevo mundo pregonado por Biden y deseado por la mayoría de los países del CELAC. Veamos:

20 – La CELAC – dice López Obrador – en estos tiempos puede convertirse en el principal instrumento para consolidar las relaciones entre nuestros países de América Latina y el Caribe, y alcanzar el ideal de una integración económica con Estados Unidos y Canadá en un marco de respeto a nuestras soberanías; es decir, construir en el continente americano algo parecido a lo que fue la Comunidad Económica que dio origen a la actual Unión Europea. Esta sería la mejor manera para fortalecer el mercado interno en nuestro continente, que en la actualidad es deficitario en relación con Europa y, sobre todo, con respecto a Asia.

21 – Es nuestro sentir que este ideal puede convertirse en realidad, si pensamos y acordamos sobre tres cuestiones básicas: la no intervención y la autodeterminación de los pueblos; la cooperación para el desarrollo y la ayuda mutua para combatir la desigualdad y la discriminación.

22 – En el terreno político podemos comprometernos a respetar las decisiones internas de los pueblos y que ningún gobierno se arrogue la facultad de someter a otro país bajo ningún motivo, causa o pretexto, o mediante la utilización del dinero, la propaganda, las sanciones económicas y diplomáticas o el uso de la fuerza.

23 – Que las controversias sobre democracia y derechos humanos se diriman a petición de las partes en instancias verdaderamente neutrales creadas por los países de América y que la última palabra la tengan las agencias especializadas de la Organización de las Naciones Unidas.

24 – Esta integración productiva con dimensión social debe contar con el componente de inversión para el bienestar de todos los pueblos de América, bajo el criterio de que el progreso sin justicia es retroceso. Se trata de ir hacia la modernidad, pero forjada desde abajo y para todos.

25 – Pienso, que es el momento de terminar con el letargo y plantear una nueva y vigorosa relación entre los pueblos de América. Me parece que es tiempo de sustituir la política de bloqueos y de malos tratos por la opción de respetarnos, caminar juntos y asociarnos por el bien de América, sin vulnerar nuestras soberanías. Es tiempo de sustituir la política de bloqueos por la opción de respetarnos (Fin de la cita del discurso de Manuel López Obrador).

26 – En estos foros de la ONU y la CELAC, dieron sus notas disonantes los presidentes Iván Duque de Colombia, Jair Bolsonaro de Brasil y los presidentes de Uruguay y Paraguay, quienes son apoyados – (por grandes pensadores políticos y sociales del siglo XX y XXI, como Arturo Morató, José Flandez, Jaime Bayly, Jorge Ramos, Carlos Alberto Montaner, Andrés Oppenheimer y Mario Vargas Llosa, entre otros sabios políticos y paladines de la democracia -)

Conclusión

Vista la ponencia anterior, concluimos este articulo con los planteamientos siguientes:

A – Conjuradas las guerras, y las tantas macabras acciones imperialistas contra los pueblos débiles para con violencia y abusos apropiarse de sus recursos naturales – esperamos – que en lo adelante la importancia que tiene el “Complejo Militar Industrial estadounidense y otros”, sea desplazada, y que en vez de destinar cien mil millones de dólares para la fabricación de submarinos nucleares, que semejante cantidad de dinero sea invertida en la fabricación de los equipos agropecuarios e insumos (tractores, arados, fertilizantes, pesticidas, etc.) y en los equipos médicos, medicinas e insumos, imprescindibles en la agropecuaria y en la salud humana para terminar con el hambre y las enfermedades que actualmente azotan a la mayoría del prójimo que habita nuestro planeta.

B – Si los gobernantes del mundo ponen oídos a las advertencias y vaticinios de Antonio Guterres, y se ponen de acuerdo en los puntos planteados por el presidente Joe Biden en la asamblea de la ONU y por López Obrador en la cumbre de la CELAC, lograremos el deseado “Nuevo Orden Mundial”; de lo contrario, el mundo será peor, y de manera irreversible.

El que tenga oídos, que oiga…

Posdata

En esta ocasión saludamos las buenas intenciones del presidente Joe Biden y de los demás mandatarios del mundo, que en esta ocasión buscan avenencias para construir un mundo mejor para todos los que habitamos la tierra.

¡Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad!

- Publicidad -spot_img

Noticias Relacionadas

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

Volver
WhatsApp
Telegram
Correo electrónico
Formulario
[contact-form-7 id="12"]
A %d blogueros les gusta esto: