Publicado: 08 enero 2016

SINC – Apple acaba de adquirir Emotient, una firma de base tecnológica con sede en San Diego (EE UU), cuya especialidad es el reconocimiento de las emociones mediante el análisis de las expresiones del rostro.

La tecnología de aprendizaje automático de esta start-up, fundada en 2012, ha sido ya usada para reconocer la reacción de espectadores ante ciertos anuncios con el fin de estudiar su eficacia. También se ha probado en hospitales para ayudar a pacientes que sientan dolor y no puedan comunicarse normalmente.

El pasado mes de mayo Emotient anunció una patente de recogida y etiquetado de hasta 100.000 imágenes al día, lo cual le permitió lograr una ronda de financiación de ocho millones de dólares (7,3 millones de euros) en la que participó Intel Capital.

Asistentes virtuales

La inteligencia artificial (IA) se ha convertido en un gran foco para las empresas de Silicon Valley. El último ejemplo lo ha protagonizado el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, que anunció el lunes sus planes de construir un asistente virtual basado en IA, parecido al Jarvis de las películas y los cómics de Iron Man.

Sin embargo, Apple se ha quedado rezagada detrás de Alphabet de Google y Facebook en sus capacidades de IA. Algo que ahora parece querer remediar mediante sus últimas adquisiciones.

La firma de Cuppertino ha comprado en fechas recientes Faceshift, una start-up de diseño de modelos faciales 3D, que ha participado en la nueva película de Star Wars. También VocalIQ, que utiliza el aprendizaje automático para desarrollar asistentes virtuales que recreen la comunicación entre máquinas y personas.

Debe leer  Google prueba una nueva opción que permitirá mostrar videos cortos de TikTok e Instagram en los resultados de búsqueda